Ir al contenido principal

¡Por fin!


Después de numerosas localizaciones con mayor o menor fortuna, con mucho sol o poca lluvia, de días y días de intentos, por fin he encontrado "el lugar" del espejo cuadrado plateado, desesperadito el pobre de tanto traqueteo de aquí para allá.
Con esta imagen termino la serie en lugares de bosque, ahora me iré al exterior a buscar compañía al espejo de la playa. Me lo tomaré con algo de clama pues estoy un poco agotado de buscar reflejos coincidentes y ha sido bastante obsesivo (como no podía ser de otra manera).
Espero sinceramente que os guste.

Comentarios

Lorena ha dicho que…
Ahora que entiendo lo que queràias transmitir, el esfuerzo final ha valido la pena.Es la màs espectacular en cuanto a luz y localizaciàon, bajo mi dudoso gusto.
Tienes muchos blogs pero poco contenido o poco tiempo para tanto blog.
John ha dicho que…
buen trabajo! Me encanta!

Un fuerte abrazo.

John
Axelle Fossier ha dicho que…
Coucou Nando.
Me llama la atención tu nuevo trabajo. Da ganas de verlas en "vivo". Pero creo que soy y seré una incondicional de tus fotos de ballet que me emocionan cada vez que las veo.
Besos, axelle
Raul ha dicho que…
Estuve en Revenga viendo la exposición... Me quedé muy impresionado. Felicidades, la paciencia y dedicación ha valido la pena.
hadanae ha dicho que…
genial, me gusta la obsesión en el arte... como bien dices, no puede ser de otra manera :D

Un beso gordo!!

(me he acordado de tus fotos de árboles pintados con linternas)
Zoe López ha dicho que…
vaya vaya...recuerdo ver las diapos de esta serie...Dice por ahí arriba Axelle que gustaría verlas en vivo, pero yo te digo, que aunque en pequeñito, la magia está en la diapo...

Entradas populares de este blog

LevitadoresII. Isaac Montllor y Jean Philippe Dury.

Levitadores III. Luisa María Arias y Marina Jiménez.

Publicación de los nuevos retratos del Staatsballett

Ya están publicados en la web del Staatsballett los retratos que realizamos para su nueva imagen. Fué una locura "perseguir" por las salas de ensayo a los 80 bailarines e intentar captarlos en momentos de intensidad, concentración o "focus". Estuvimos cinco días para completar el trabajo, mientras yo realizaba las fotos Cristina iba emparejando y cotejando las imágenes con ellos para que no faltara ninguno, ardua tarea sin duda.
Se crearán carteles con cada uno de ellos, diseñados por Bernardo Rivavelarde.